Graduación de niños y jóvenes: una ceremonia dedicada a los padres

Cuando Juan Daniel Arias tenía 4 años, no entendía bien por qué debía venir al Colombo Americano cada sábado a estudiar inglés, un idioma que se le hacía extraño, pues ni siquiera acababa de aprender su lengua materna: el español. Al principio era una obligación por parte de sus padres, pero solo al principio, porque luego se dio cuenta de que podía aprenderlo de manera divertida.

Trece años después recibió el diploma que lo certifica con un nivel C1 (alto) en inglés y agradeció a sus padres por haber insistido en aquel propósito. Él es uno de los 55 graduados del programa de niños y jóvenes, que el pasado 17 de junio recibieron su certificación en un acto acompañado por familiares. “Ahora vengo porque me gusta. Hoy también aprendo alemán, porque el Colombo me ayudó a despertar un amor por los idiomas”, dijo Juan Daniel en los grados.

Por su parte, Leslie Cortés, coordinadora del programa, direccionó su discurso hacia ellos, los padres. Los felicitó “porque no pararon” en su perseverancia, aun cuando no es fácil matricular a los hijos en cursos de inglés sin que esto interfiera en sus demás actividades. “Estamos seguros de que este grupo de jóvenes está mejor preparado para forjarse un futuro profesional bastante promisorio”, dijo en la ceremonia.

Sin embargo, la coordinadora no fue la única que felicitó a mamás y papás. También lo hizo Michael Cooper, director de la institución, quien recordó el arduo trabajo de los estudiantes durante seis o hasta nueve años, que no hubiera sido posible sin el apoyo de los padres y tutores. Y Claudia Villa, directora académica, quien los elogió por la dedicación, y “porque como padres han sido visionarios”, ya que el sistema educativo en Colombia exige cada vez más tener la competencia de un segundo idioma.


¿Qué sigue ahora? Claudia Villa, directora académica, invitó a los jóvenes y
familiares a seguir haciendo parte del Centro Colombo Americano.

El orgullo de los padres al ver a sus hijos recibiendo los diplomas en los niveles B2 y C1 de inglés tiene una razón de ser. Claudio Arias, papá de Juan Daniel, nos cuenta en la siguiente nota por qué la decisión de matricular a los suyos desde pequeños en el Colombo y los beneficios que desde ahora ve.



X